Garabatos y consideraciones personales por parte de escribanos y amanuenses, Santiago, s. XVII-XVIII

“Las necesidades de un gobierno a distancia explican una producción escrita en constante aumento en las jurisdicciones hispanoamericanas. Esta tendencia se verifica desde la Edad Media en Europa, cuando se generó una tipología documental cada vez más variada (Gimeno Blay 2006). Los profesionales de la escritura proceden entonces de toda la sociedad y no solo de una élite formada en diplomática. Se produce por tanto una apropiación de las escrituras por parte de las poblaciones urbanas en toda Europa (Chastang 2013). Si bien las autoridades administrativas y judiciales usan el escrito para dominar a los súbditos del rey, las prácticas escriturarias son fruto de las actividades cotidianas de los comerciantes, abogados, artesanos o clérigos. Cada quien se hace dueño de sus cuadernos, libros de cuentas o registros, desde su confección hasta su conservación.

Los escribanos hispanoamericanos, a cargo de la mayoría de las escrituras públicas, no derogan esta tendencia a la apropiación personal del espacio abierto para expresarse en los registros y protocolos notariales o actas del cabildo. En efecto, aunque el archivo pertenezca a la escribanía y al cabildo y no al escribano, la relación que tiene este con los documentos es ambivalente. Si bien una suerte de deontología escribanil bastante difundida en el Antiguo Régimen exige que el escribano no sea protagonista de los instrumentos y actos que redacta (Ouvarov 1996, 439-466; Bretthauer 2008, 91-103), varios dejaron huellas gráficas de su actuación. En esta perspectiva, no debe sorprendernos que los escribanos de Santiago de Chile —sean de número, de cabildo o reales— usen el espacio de los documentos que custodian y transmiten para dejar constancia de diversos acontecimientos. El escribano actúa, por ejemplo, como noticiero al dar constancia de terremotos o de algunos cambios climáticos repentinos. Así, el 11 de agosto de 1682, el escribano de cabildo de Santiago Matías de Ugas, después de lluvias intensas que impidieron salir la procesión con una Virgen, precisa que el año fue seco y que frente a la falta de esperanza de que lloviese, se hizo un novenario a la Señora de las Mercedes. Relata entonces que:

habiéndose comenzado a primero de agosto sábado la rogativa con tiempo tan asentado y especialmente el dicho día sábado se anubló el día de repente y entre la una y dos de la noche comenzó el aguacero y llovió todo el día a ratos de manera que duró hasta las diez de la noche la lluvia, con que pudieron los labradores ir en prosecución de sus sementeras Y asimismo certifico para que haga la misma fe, que a diez días del mes de Agosto, día del señor San Lorenzo que se acabó la rogativa habiendo amanecido el día muy claro y limpio y […] se anubló el tiempo a las once de el día y a las tres de la tarde, que se empezó a tocar la campana para congregar la gente para sacar a la Virgen Santísima en procesión, fue tan grande el aguacero, que no se había visto de tanta consideración en todo el invierno Y se dejo su celebridad aquel día hasta que su divina … sea servida de salir a dar vista a la ciudad. [Archivo Nacional Histórico de Chile (ANCHCH), Actas del Cabildo de Santiago, volumen 30, folio 182-182v, 11 de agosto de 1682]

En otra ocasión, la portada del libro de cabildo del año de 1681 sirvió para que el escribano deje la mención siguiente: “Y a fines del año passado de 1680 viernes 13 de diciembre al amanecer saqueó el enemigo de Europa a la ciudad de La Serena de este Reino de Chile, estando por corregidor en ella el Capitan don Joseph Collart”. [ANCHCH, Actas del Cabildo de Santiago, volumen 30, folio 4. s/f. La última parte que menciona el corregido de La Serena está tachada con tinta más clara].

Una forma similar de apropiación de los registros de su oficio por parte del escribano se encuentra también durante el período republicano, una época en la que ya existían gacetas y periódicos. En el año 1836, el escribano de San Felipe de los Andes, Francisco de Villegas, deja una constancia de la atención que tuvo hacia los libros del archivo notarial. Se menciona en el volumen 18 “Índice alfabético del Protocolo de instrumentos públicos por varios jueces desde 1795 hasta 1797. Trabajado en el de 1836 por el escribano Don Francisco de Villegas, porque no lo tenía”. [ANCHCH, Notarios de Provincias, San Felipe, volumen 18, s/f.] Esta mención se repite en la mayoría de los volúmenes que componen el fondo notarial de San Felipe. Villegas demuestra aquí una actividad de conservación del archivo notarial bajo su custodia que implica algunas técnicas de clasificación de archivos (el índice, numeración de las páginas y confección de portadas).

Esta presencia personal del escribano en sus propios registros fue observada en el Cuzco de los siglos XVI y XVII por Carolyn Dean y Kathryn Burns (Dean 2009, 293-318; Burns 2010) al destacar garabatos en los protocolos notariales de la ciudad. Hemos encontrado dibujos similares en los archivos de la Contaduría Mayor en Santiago de Chile o en letras de índices de volúmenes de escrituras notariales —sobre todo la letra O—. Frente a las huellas escritas de los oficiales de pluma de Cuzco, las autoras observan que el aprendizaje del oficio de escribano se hace con los protocolos y los registros por mimetismo y copias, es decir, con tiempo dedicado a la práctica de la escritura. Por lo tanto, los garabatos no traducen el aburrimiento frente a tareas repetitivas, sino más bien prácticas para ensayar firmas, educar la mano para formar las letras y escribir rápidamente, y liberarse del formalismo permanente y quizás hacerlo con ironía. En esta perspectiva pueden ser consideradas prácticas comunicativas: burlas, chistes o avatares dirigidos a un posible lector.

Los garabatos son expresiones de un arte de escribir integrante del ars notariae. Son objetos singulares que forman parte del conjunto de escrituras reunidas entre las hojas de escrituras notariales. Algunas frases copiadas demuestran así la cultura literaria de los amanuenses, tal como un fragmento de una comedia encontrado en un registro notarial de Santiago de Chile. Probablemente redactado por un escribiente, dice: “Ya que las manos te lavas, lávate el alma también […] Que la lavaste en Cerdeña y la manchaste en Argel” [ANHCH, Escribanos de Santiago, volumen 298, folio 127v]. Se trata del fragmento de una obra teatral titulada El Renegado de Zanaga Comedia Famosa del Licenciado Bernardino Rodríguez. El personaje principal, Hassan Agha, fue el gobernador de Argel que resistió al rey de España Carlos I, en 1541. Observamos que la derrota militar del rey de España contra Hassan Agha en Argel coincide con la fundación de Santiago del Nuevo Extremo, en febrero de 1541, y con el ataque que sufrió dicha ciudad en septiembre del mismo año. Es decir, este fragmento de “comedia famosa” hallado en un registro notarial santiaguino podría constituir una referencia implícita a dos severas derrotas de los españoles fuera de Europa.

Estas pocas palabras escritas, sea en portadas, marginalias o en espacios propios, representan un testimonio documental de la capacidad de acción por escrito de los escribanos y escribientes mediante el control de sus propios registros y un conocimiento del valor social y cultural de la escritura. En esta perspectiva, fórmulas reiteradas tales como “sepan cuantos vieren” o “porque no lo tenía”, tal como lo apuntó el escribano Villegas en San Felipe, pueden interpretarse como si los escribanos tuviesen la capacidad de poseer las escrituras públicas erga omnes. Como si fuesen dueños —y no solo garantes— de su autenticidad.

Esta apropiación se hace aún más manifiesta al momento de demostrar su peritaje en materia documental, cuando se valora el tiempo de escrituración más que el derecho que llevan al redactar los instrumentos y actos. Así lo explica el escribano público de Santiago, Domingo de Oteiza, encargado de tasar los aranceles en 1704. Relativamente a los derechos percibidos por instrumentos públicos, precisa:

y por lo que toca a los instrumentos públicos no me arreglo a lo escrito sino es a la ocupación que he tenido por que acaece algunas veces que no fiándose las partes de la suficiencia del escribano para el otorgamiento de algún instrumento le citan a casa de un señor abogado verbi gracia para las dos de la tarde y habiendo ido el escribano a esta ora se estuvo hasta las ocho ya por que no concurrieron las partes o porque entre ellas se pasó este tiempo en el ajuste de las calidades y condiciones del contrato que cupo en una foja o dos y en este caso no llevo los derechos que corresponden a una foja o dos sino es lo que corresponde a la ocupación de seis hors que estuve sujeto a la voluntad de las partes que otorgaron el instrumento. [ANHCH, Real Audiencia (ra), volumen 497, folios 104-104v, 18 de septiembre de 1704]

De manera general, en la perspectiva de una amenaza constante hacia su legitimidad como juristas eficaces o simplemente frente a la competición de otros profesionales del derecho (abogados, corregidores, procuradores), los escribanos, sus tenientes y escribientes supieron imponerse como garantes de la fe pública mediante sus propios archivos, que confeccionan, dominan y conservan (Herzog 1996; Argouse 2017, 97-137). En el caso particular de Domingo de Oteiza, él insiste en el tiempo dedicado a las escrituras para legitimar los derechos que los escribanos de Santiago llevan (“los que hoy se hallan puesto en costumbre”):

y así para la asignación de los derechos de cada auto se a de mirar el trabajo que en el tiene el ministro y lo mismo acaece en las confesiones y declaraciones por que se ofrece ocuparse un ministro en una confesión un día y en todo el escribir se sale tres o cuatro hojas por que se ocupo el tiempo en preguntar y repreguntar al reo y escribir su dicho y si este premio se ha de regular por lo que se halla escrito es engaño manifiesto en perjuicio del ministro por que no puede ser gravado en los derechos habiendo tenido en el acto ocupación de un día día [sic] porque en todo el no hubiese estado escribiendo por que el acto lo requirió así. [ANHCH, ra, vol 497, folios 104-104v, 18 de septiembre de 1704]

Domingo de Oteiza menciona también el tiempo que se puede perder con los interrogatorios de testigos o reos “y más cuando los que declaran son de poca razón”. Dice entonces que “es menester explicarles en especifica forma el contexto de cada pregunta” y declara llevar cuatro pesos y medio por día. Para el otorgamiento de un testamento, “como me ha sucedido […] por la gravedad del achaque de el enfermo”, le ha tocado estar “tres y cuatro horas sin escribir en este tiempo más que una foja y media o dos y hallándose fatigado decir que por entonces se suspende y que vuelva otro día en que sucede lo mismo y concluye con el testamento escribiendo solo tres o cuatro hojas”. Los traslados requieren el trabajo de un escribiente. Al respecto, Domingo de Oteiza precisa:

llevamos de cada hoja escrita dos reales y medio o noventa maravedis esta sin expresión de los renglones que lleva y en este particular tengo entendido dice el arancel con que v[uestra] m[merced] se halla haya de tener cada plana treinta o treinta y dos renglones y se me ofrece advertirle que hoy un escribiente dictándole lo que escribe nos lleva por cada hoja de estas dos reales. [ANHCH, ra, vol 497, folios 104-104v, 18 de septiembre de 1704].

A principios del siglo XVIII, el valor del escrito público se mide entonces, por costumbre, no solo con el papel utilizado (por hoja) sino también con el tiempo ocupado para establecer la escritura. Una vez más, la escrituración pública ratifica una palabra oral y verbalizada.”

Este texto es un extracto de “Escribanos, oficiales de pluma y valores de los papeles en Chile y Cajamarca, Perú, S. XVII-XVIII”, con Marta Soliva Sánchez, en Alejandra Ramos, Caroline Cunill y Dolores Estruch (coord.), Actores, redes y prácticas dialógicas en la construcción y uso de los archivos en América Latina (siglos XVI-XXI), Mérida, Universidad Nacional Autónoma de Mexico-CEPHCIS, 2022, pp. 153-168 [pp. 157-162].

Taller en línea sobre papeles de la India

AFHEPP organiza su tercer taller en línea que tendrá lugar el sábado 18 de junio de 2022 de 10:00 a 11:30 horas con el título “Papeles de la India”.

Esta videoconferencia está abierta únicamente a los miembros de la AFHEPP. Si aún no es miembro, puede afiliarse desde el sitio web de la AFHEPP y pagar su cuota de afiliación por Paypal. Una vez hecho esto, recibirá un enlace para registrarse.

La asociación propone una presentación por videoconferencia de la investigación realizada por Amélie Couvrat Desvergnes, conservadora e investigadora independiente de papel y libros, en Utrecht (Países Bajos).

La tecnología del papel se adoptó en la India en el siglo XIV y se extendió gradualmente por la mitad norte del país, con notables diferencias entre las regiones occidentales y orientales. La producción fue bien documentada por los viajeros europeos del siglo XIX, cuyos escritos, junto con la observación física de diversos documentos, permiten un nuevo enfoque analítico de este material. Esta conferencia propone, por tanto, explorar el papel indio en sus diversos aspectos, histórico, tecnológico y tipológico.

Sitio web de AFHEPP: https://afhepp.org/

Silvestre García vs Ignacio de los Olivos, Chile 1769

Me parece importante poner nuevamente énfasis en algunos personajes que acompañan mi investigación. Hoy, se trata de Silvestre García y de Ignacio de Los Olivos, de quiénes ya he hablado en otros lugares. Últimamente, volví a explorar sus escrituras.

Silvestre García es un personaje venido de España a la Capitanía de Chile en los años 1760. Fue el primer contador del Tribunal de Cuentas, en 1767. Cuando lo encontré, no me cayó bien. Estaba conectada más bien con Ignacio de los Olivos quien, desde 1739, estaba a cargo del papel sellado del Reino. Con Ignacio de Los Olivos, había podido entender todos los esfuerzos que hizo para desarrollar el sistema de distribución del papel sellado en un territorio con una geografía complicada, atravesado por la Cordillera. En efecto, Mendoza formaba parte de la Capitanía. La familia de Los Olivos, por lo que entendí, es de Lima. Son criollos, como los llamaban en la época. Su nombre también es conocido por los historiadores que trabajan sobre los correos de Chile, ya que Ignacio de Los Olivos fue el “creador” de esta institución1.

Cuando llega Silvestre García, empieza a criticar y cuestionar la labor de Los Olivos, imponiendo una nueva metodología de contabilidad, exigiendo rendición de cuentas cada año para un producto que, en principio, se administra por bienios. Al parecer, García es un personaje inflexible, que actúa en el marco de las reformas administrativas, respaldadas por el Ministro Gálvez. A partir de 1769, empieza a verificar las cuentas y denunciar ciertas prácticas que le parecen incompatibles con el buen funcionamiento de las finanzas públicas. E Ignacio de los Olivos, irritado por este pretencioso administrador que no era del lugar, dimite de sus funciones2. Debe haber sido duro.

Pero, Silvestre García no era triunfalista, sino más bien un funcionario concienzudo y riguroso. Decidí simpatizar con él, ya que me fascina su labor. Además, en plena expulsión de los Jesuitas, lo que debe tener un significado particular. Me parece efectivamente una curiosa coincidencia que precisamente, al momento de la expulsión de los jesuitas, García haya empezado a poner orden en las cuentas de la Capitanía General de Chile. Ha dejado muchos informes, cuadernos, escritos. Y, para mí, se ha convertido en un personaje importante de la historia de la administración en Chile, y en particular de la historia del papel. Muere, accidentalmente, en agosto del 1774, después de haber dado pie al nuevo sistema contable…

Si alguien sabe algo sobre Silvestre García o Ignacio de Los Olivos, me puede contactar, o hacer comentarios, por favor…
Entre tanto, sigo explorando sus archivos. Apenas tenga novedades, escribiré.

1 https://es.wikipedia.org/wiki/Correos_de_Chile

2 He detallado las circunstancias de este conflicto en A. Argouse, “El papel sellado en Chile. Circulación, redes y saberes prácticos (1739-1770)” Diálogo Andino. Revista de Historia, Geografía y Cultura Andina, n°60, 2019, pp. 35-44, disponible en http://dialogoandino.cl/wp-content/uploads/2019/12/03-ARGOUSE-RDA60.pdf ; “Procedimientos a distancia. El Papel sellado en Chile, 1739-1786: contingencias, tensiones y ajustes”, Les Cahiers du Framespa (Universidad de Toulouse), n°30, 2019 disponible en https://journals.openedition.org/framespa/5565

El papel del papel

El Papel del Papel es un proyecto de investigación dedicado al estudio histórico de los papeles en América Latina. Apunta a analizar las sucesivas transformaciones de la mirada sobre lo escrito, a partir de la introducción del papel. Se centra en particular en las prácticas de escrituras públicas.
¿Cuál es el lugar de los actos notariales en las prácticas de escritura? ¿Cuál es el valor del objeto papel en las sociedades americanas? ¿Existe un dispositivo que regule el acceso al papel sellado, único soporte del “escrito verdadero” desde 1640? ¿Qué sucede con los otros escritos, los que se concretan sobre papel simple? ¿Qué autoridades administran la demanda y la oferta de papel sellado? ¿Cuáles son las consecuencias de todo ello en la relación social y cultural a lo escrito, y en la relación cotidiana y política con los escribanos?
Mediante su blog y los intercambios que pueda generar en la comunidad científica y más allá, el proyecto pretende explorar nuevas perspectivas de estudio acerca de los archivos administrativos y judiciales, a la luz de un acercamiento material y sociológico de la cultura escrita en una sociedad colonial de Antiguo Régimen.

En 2019, las Bibliotecas de la University of Toronto adquirieron un manuscrito raro por un ‘extraordinario icono feminista’

Traducción nuestra de https://goo.gl/cy8Biu

Christine de Pizan, una de las primeras mujeres de Occidente en ganarse la vida con su pluma, es considerada cada vez más como una de las pensadoras más importantes de su tiempo.

Las Bibliotecas de la Universidad de Toronto adquirieron recientemente un manuscrito poco común del siglo XV de Le Livre de Paix (El Libro de la Paz), anunciando la nueva adquisición en vísperas del Día Internacional de la Mujer.

La copia de U of T, escrita en pergamino alrededor de 1470, es uno de los tres manuscritos del Libro de la Paz que se sabe que sobrevivió. Los otros dos se custodian en la Biblioteca Real de Bélgica y en la Biblioteca Nacional de Francia.

Descrita por un erudito moderno como la “madre del feminismo humanista”, Christine fue la única mujer de su tiempo que se ganaba la vida escribiendo. (“De Pizan” es un topónimo, así que la forma habitual de referirse a ella es “Christine”).

“Es un personaje muy inusual, no sólo como mujer, sino como escritora en general”, dice Suzanne Akbari, profesora de inglés y literatura medieval y directora del Centro de Estudios Medievales. Akbari está escribiendo un libro sobre Christine y Chaucer.

La obra de Christine circuló ampliamente durante su vida, y su fama duró más de un siglo después de su muerte hacia 1430. Sin embargo, sus escritos cayeron en desgracia hasta que se prestó más atención a las escritoras, a la historia de la mujer y a la construcción del canon literario a principios del siglo XX, en particular en la década de 1970, dice Akbari.

Lori Walters, profesora emérita de la Florida State University, dice que Simone de Beauvoir abrió el camino para el redescubrimiento de Christine cuando, en The Second Sex (El segundo sexo), reconoció a la mujer de las cartas del siglo XV como la primera mujer que escribió una defensa de su sexo.

Inusual para la época, Christine era una hábil escriba y supervisaba la producción de manuscritos de sus obras. “La experiencia técnica de Christine y su determinación para moldearse a sí misma de acuerdo a sus propias ideas de lo que una mujer debería ser, la convierten en un icono feminista extraordinario”, dice Walters.

Christine nació en Venecia en 1364, pero pasó todos sus primeros años en Francia. Su padre era astrólogo y médico del rey Carlos V. Su vida se vio afectada por una rápida sucesión de desgracias: la muerte del rey, la muerte de su padre y la muerte de su marido. Para empeorar las cosas, el heredero al trono, Carlos VI, sufrió una serie de crisis mentales que desorganizaron el reino. Christine cultivaba patrones y se dedicaba a la escritura para mantenerse a sí misma, tres hijos, sobrina y madre viuda, dice Akbari.

“En sus obras, ella tiene lo que se podría llamar autobiografías alegóricas en las que habla de su vida en términos metafóricos”, dice.

“En una de ellas, ella describe memorablemente cómo fue convertida de mujer a hombre en una época de penuria. Es una manera de describir muy vívida cómo tuvo que asumir ciertos tipos de roles y ciertos tipos de tareas en el mundo, muy diferentes de las que la mayoría de las mujeres tendrían que enfrentar”.

Escuche a Akbari, el ex alumno Chris Piuma y el bibliotecario Timothy Perry hablar del Libro de la Paz en el podcast The Spouter-Inn

El Libro de la Paz fue escrito cuando las facciones compitieron por llenar el vacío dejado por Carlos VI. El libro, que Christine dedicó al delfín Luis de Guyenne, describe las virtudes principes necesarias para la paz y el buen liderazgo. Karen Green, coeditora de una traducción moderna al inglés de El libro de la paz, dice que Christine “feminiza” virtudes como la justicia, lo que le da a su escritura un sabor único para la época.

Christine participó en discusiones literarias públicas que típicamente estaban fuera del alcance de las mujeres, dice Akbari. “Creo que estaba muy interesada en moldear un personaje público para sí misma”, dice. Estas conversaciones a menudo se producían a través de la circulación de paquetes de cartas o de transcripciones de debates.

En un debate, criticó la objetivación de las mujeres en Roman de la Rose, un popular poema de 21.000 líneas que cuenta la historia de cortejar a una doncella, simbolizada por un capullo de rosa. Una copia del poema del siglo XIV es una de las joyas de la colección medieval de U of T.

“De una manera que es muy audaz”, dice Akbari acerca de Christine involucrándose en la discusión sobre Roman de la Rose. “No hay otra escritora que haga algo así”.

La copia de U of T de El Libro de la Paz comienza con una ilustración vívida adornada con una hoja de oro que representa a Christine presentando el manuscrito al delfín.

Timothy Perry, un manuscrito medieval y bibliotecario de la Universidad de Texas, dice que el libro se recuperó a principios del siglo XIX para ser añadido a la biblioteca real de Luis XVIII. Esa venta finalmente fracasó. Más recientemente, perteneció a Pierre Bergé, el socio de negocios y de vida del diseñador de moda Yves Saint Laurent.

La adquisición de un librero en los Estados Unidos fue posible gracias al apoyo de la Fundación B.H. Breslauer y Friends of the Fisher Library.

“Una de las cosas que nos entusiasma es que (el manuscrito) se puede usar en una variedad así

Conocer más sobre los secretos de los manuscritos

Hola a tod@s, compartimos una investigación realizada por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid- URJC que hemos visto en el blog Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca El Mercurio salmantino y éste a su vez de https://bit.ly/3bAfAeJ

Se trata principalmente de una investigación con el fin de obtener más información sobre documentos históricos, escritos a manos, con diferentes tipos de letras, puesto que corresponden a diferentes escribanos, se ha llevado a cabo en dos bases de datos de escritura, – ingles y árabe. Uno de los objetivos de dicha investigación es llegar a conocer de la mano de quien fue escrito, mujer, hombre, zurdo, diestro, entre otros. Además presentan interesantes aplicaciones para diferentes disciplinas como la biometría forense, interacción Humano-Ordenador, seguridad biométrica, psicología, etc.

Morera, Á., Sánchez, Á., Vélez, J. F., & Moreno, A. B. (2018). Gender and handedness prediction from offline handwriting using convolutional neural networks. Complexity2018.

Para la descarga del artículo https://doi.org/10.1155/2018/3891624. PDF — EPUB

¿Falta papel? si, y no

En 1799, en Chile, los ministros de la Real Hacienda dicen haber oido el “clamor de algunas personas pobres que abandonan la escuela de sus hijos por no poder soportar el gasto de papel para que aprendan a escribir”. El precio del papel ha aumentado, debito a que el suministro de esta materia viene de Europa y que está en guerra.
Pero en realidad, hay papel en Chile. Por esta razón los ministros de la Real Hacienda se hacen cargo de responder esta demanda. Y dicen “nos parecía conveniente abrir venta del papel sellado antiguo que hay en la tesoría de nuestro cargo”. Para que se pueda vender, sugieren que se saque el sello con un sacabocado.
Sin embargo, esta propuesta estará negada, por el motivo que las reservas de papel deben permitir enfrentar la escasez que se teme, por la guerra, y para que sirvan para los cartuchos, en caso de necesidad.
Con este documento, entendemos entonces que el papel, a finales del s. XVIII, es un nervus belli

CFP: Actualités de la recherche en histoire du papier

The Association Française pour l’Histoire et l’Etude du Papier et des Papeteries (AFHEPP) and the Institut des Textes et Manuscrits Modernes (ITEM) are jointly organizing a one day conference devoted to “Actualités de la recherche en histoire du papier” (News in Paper History Research), which will take place in Paris on October 2022 (date to be confirmed October 7th or 14th).

Any in-depth study on paper products (watermarked or not), paper mills, technical developments and commercial practices related to paper will be accepted.

Proposals of 350 words maximum should be sent to AFHEPP before April 30th, 2022 at the following address: 33 avenue Faidherbe 93100 MONTREUIL or at the following e-mail address: c.laroque@free.fr. Works by students and young researchers are particularly welcome.

The conference will include ten presentations and will take place in person and/or online.
The selection committee will send an answer before May 15th.
The texts of the presentations will be published.
Source: http://www.paperhistory.org/News/

CFP: International Paper History journal

For the forthcoming issue, of the International Paper History journal (Nov. 2022) we particularly welcome original papers about bark cloth material.

Please send your papers (in english, french or german) to the chiefs editors Aude Argouse oddargo@gmail.com and Patricia Engel drpatriciaengel@gmail.com by 1st June 2022 latest. 

http://www.paperhistory.org/Publications/

RépondreRépondre à tousTransférer

Italie: Bibliothèques en ligne/Italy: Weblibraries

Petites nouvelles glanées dans les journaux

Alto-Adige, un quotidien italien de Bolzano (50.000 exemplaires). Il appartient au Gruppo Editoriale Espresso. Edition du 17 février, p. 10

L’accès en ligne aux bibliothèques monte en flèche

Nous voici deux ans après la préparation des nouvelles orientations pour le développement du système bibliothécaire italien 2023, un plan triennale élaboré par les bureaux des départements de la culture et les principales structures du territoire, qui contient une série de mesures stratégiques pour les bibliothèques sur le territoire. Le conseiller pour la culture italienne de la province, Giuliano Vettorato, a rencontré les représentants du secteur des bibliothèques provinciales pour partager les résultats du travail effectué. 

Les bibliothèques jouent un rôle important dans notre contexte culturel et social, a souligné le conseiller. Elles permettent l’accès aux ressources pour toute la population et sont des lieux qui favorisent la confrontation et la discussion. Au cours de ces deux années d’urgence sanitaire, poursuit-il, nos bibliothèques, qui ont renforcé leurs dispositifs culturels, continuent, malgré les limitations et les fermetures dictées par la pandémie, à fournir leurs services au public. Depuis le début, les utilisateurs ont montré un intérêt croissant pour les services fournis par les bibliothèques provinciales. On a enregistré 274.417 prêts dus à une utilisation croissante de la bibliothèque numérique Biblioweb, avec une augmentation exponentielle du nombre de connexions, atteignant 256 000, et des consultations, plus de 350 000 au cours des deux dernières années. 

L’activité de mise à jour du patrimoine, c’est-à-dire les acquisitions et ce qui est jeté, s’est poursuivie.  Ainsi, les bibliothèques ont acquis 61.327 ouvrages. La promotion de la lecture à également été affectée par les différentes règles restrictives mais cela ne les a pas obligées à fermer. Les bibliothèques ont organisé plus de 200 initiatives pour offrir aux utilisateurs de lire des textes sur des pages Facebook ou des chaînes YouTube dédiées qui ont totalisé plus de 25 000 vues. Ce sont des chiffres qui confirment l’objectif ambitieux atteint par G. Vettarato et l’ensemble du secteur des bibliothèques de langue italienne, qui consiste à faire de ces lieux la première référence pour l’accès aux services culturels à travers un renouvellement des offres et un regard de plus en plus attentif vers l’avenir.

Small news items gleaned from newspapers

Alto-Adige, an Italian daily from Bolzano (50,000 copies). It belongs to the Gruppo Editoriale Espresso. Issue February 17, p. 10

Online access to libraries soars

Here we are two years after the preparation of the new guidelines for the development of the Italian library system 2023, a three-year plan drawn up by the offices of the departments of culture and the main structures of the territory, which contains a series of strategic measures for libraries in the territory. The Councillor for Italian culture of the province, Giuliano Vettorato, met with representatives of the sector the provincial libraries to share the results of the work done. 


Libraries play an important role in our cultural and social context, the Councillor stressed. They provide access to resources for the whole population and are places that encourage confrontation and discussion. During these two years of health emergency, he continued, our libraries, which have strengthened their cultural facilities, continue to provide their services to the public despite the limitations and closures dictated by the pandemic. Since the beginning, users have shown an increasing interest in the services provided by the provincial libraries. There have been 274,417 loans due to a growing use of the Biblioweb digital library, with an exponential increase in the number of connections, reaching 256,000, and consultations, over 350,000 in the last two years. 


The activity of updating the patrimony, i.e. acquisitions and discarded materials, has continued.  Thus, the libraries acquired 61,327 works. The promotion of reading was also affected by the various restrictive rules, but this did not force them to close. Libraries organised more than 200 initiatives to offer users the opportunity to read texts on dedicated Facebook pages or YouTube channels which totalled more than 25,000 views. These figures confirm the ambitious goal achieved by G. Vettarato and the entire Italian language library sector, which is to make these places the first point of reference for access to cultural services through a renewal of the offers and an increasingly attentive look towards the future.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search